Bien, todo el mundo sabe para qué sirve una cámara de fotos pero quizás no todo el mundo sabe qué es y de qué componentes consta una cámara de fotos. A continuación veremos una descripción de qué es y qué componentes tiene una cámara de fotos.

Toda cámara de fotos consta, básicamente, de los siguientes componentes:

  • Un elemento fotosensible que puede ser una película en las cámara analógicas o un sensor en las cámaras digitales. Este elemento se encarga de captar la luz para registrar la fotografía.
  • Un orificio por donde entra la luz desde el exterior para que impacte en el elemento fotosensible. Este orificio será, en la mayoría de los casos, un objetivo fotográfico. En entradas posteriores veremos qué tipos de objetivos existen y de qué componentes constan.
  • Una caja que contenga los distintos elementos mencionados anteriormente.

Hasta este punto, por tanto, podríamos afirmar que una cámara de fotos no es más que un caja con un orificio y un elemento fotosensible y en esencia no nos estaríamos equivocando ya que esto es precisamente lo que es una cámara. De hecho, el primer registro histórico de una toma fotográfica data del año 1816 y fue obra del inventor francés Nicéphore Niépce.

¿Qué tipos de cámara hay?

A lo largo de la historia ha habido muchos tipos de cámaras. De entre todos ellos, vamos a ver algunos de los más relevantes:

  • Gran formato: fueron de las primeras cámaras que se construyeron hace más de un siglo y todavía siguen usándose, si bien modernizadas y mejoradas. Grandes y pesadas, requerían de un trípode y de gran pericia por parte del fotógrafo ya que su funcionamiento, si bien sencillo en cuanto a diseño, era complejo de dominar. Grandes maestros como Ansel Adams utilizaron este tipo de cámaras durante gran parte de su vida.
Cámara de gran formato

Cámara de gran formato

  • Telemétricas: mucho más pequeñas y compactas que las anteriores, se podían llevar sujetas con una correa y no requerían especial habilidad técnica por parte del fotógrafo. Muy populares durante el siglo XX, fueron utilizadas por grandes maestros de la fotografía social y callejera como Henri Cartier-Bresson que se hizo famoso con su Leica III.
    Leica III f

    Leica III f

  • SLR (Single Lens Reflex): su característica más relevante es que el fotógrafo ve exactamente aquello que va a fotografiar al poder ver a través del objetivo mediante el uso de un pentaprisma (tipo de prisma con cinco lados). Hoy en día, en su versión digital, son las cámaras más utilizadas por el sector profesional (fotoperiodismo, deportes, etc.) debido a su gran versatilidad.

Ya hemos visto los tres grandes grupos de cámaras que existen aunque si bien hay otros tipos, se podría decir que son variaciones, adaptaciones o modernizaciones de los tres descritos anteriormente. Una característica que tienen todos los tipos mencionados es la capacidad de disponer de objetivos intercambiables de modo que según la situación o la escena a fotografiar, el fotógrafo podrá elegir qué objetivo es el que mejor se adapta en cada momento.

Por ejemplo, desde hace unos pocos años han entrado en el mercado de las cámaras digitales las compactas sin espejo o CSC (Compact System Camera) que ofrecen el tamaño y la portabilidad de las telemétricas pero prácticamente con las mismas prestaciones que la SLR.